Consejos para comer en un buffet libre

Comer en un buffet libre

buffet wok para cocinarComer en un buffet libre es algo que la gran mayoría tenemos asumido ya que esta modalidad de restauración está muy extendida en la sociedad moderna en la que vivimos. Los hoteles son establecimientos que utilizan esta fórmula de manera habitual para ofrecer a sus clientes los servicios de restauración.

Al tratarse de un sistema de “autoservicio” los buffets se esfuerzan en presentar todos sus platos de la forma más atractiva posible y así conquistar el apetito del comensal pero muchas veces cuesta resistirse a un buen plato lleno hasta arriba de macarrones con tomate y riquísimo queso gratinado.

El problema viene cuando te das cuenta de que hay muchas más cosas en el buffet y has comido tantos macarrones que no vas a poder degustar otras sabrosas viandas.

En este momento has de tomar una importante decisión: ¿terminas de comer el gran plato de macarrones que te has servido o lo dejas a medias y vas a por otra especialidad de las muchas disponibles?

Lamentablemente en demasiadas ocasiones ocurre que dejamos los platos a medio consumir provocando desperdicios innecesarios. Por ello, en este artículo vamos a tratar de dar los mejores consejos para comer en un buffet libre, degustar más variedad de las preparaciones culinarias disponibles en el buffet sin llenarnos a las primeras de cambio y contribuir, aunque sólo sea un poquito, a no desperdiciar alimentos.

Haz un reconocimiento del buffet.

Un buffet es una variada exposición de alimentos habitualmente organizados por secciones dónde puedes hacerte una idea de lo que puedes comer. Pasear por la zona de buffet es gratis por lo que merece la pena hacer un primer recorrido para ver todos los alimentos disponibles y hacerte una idea de tu “menú ideal”.

Si es un buffet que ya conoces, puedes ahorrarte este paso, pero no te confíes ya que suelen hacer variaciones en la disposición y presentación de los platos y a mitad de tu comida puedes llevarte la sorpresa de que hay un plato nuevo que no había entrado en tus planes.

Empieza con un aperitivo muy ligero.

entrantes y tempuras¿Ya estás acomodado en tu mesa y has “visualizado” el buffet? Pues… ¡adelante!

Normalmente encontrarás una buena variedad de aperitivos y entrantes en la primera zona; toma un plato y pon una porción mínima, insistimos: mínima, de aquellos entrantes que más te gusten y  llamen poderosamente tu atención y, no te preocupes, seguro que llenas el plato, pero ¡ojo: no has hecho nada más que empezar!

Aquí es dónde solemos equivocarnos… ¡no nos van a cobrar más por ir más veces a servirnos!

Es cuestión de ser consciente de que nos gustará probar más cosas de todo lo que tenemos a nuestro alcance por tanto, recréate en degustar esas pequeñas porciones de aperitivos que has preparado y, sólo cuando hayas terminado, entonces decide si te apetece repetir algún entrante en especial o vas a probar cosas nuevas.

Los platos fuertes.

variedad de carnesEste es uno de los grandes problemas a la hora de decidir cuál va a ser tu plato principal, y ¡aquí llega el segundo error!

En nuestra vida diaria tenemos tendencia a organizar nuestras comidas con un alimento principal, normalmente basado en carne o pescado y siempre más abundante que el resto, y además mantenemos este concepto también cuando salimos a comer fuera de casa.

Sin embargo en un buffet puedes -y es recomendable- deshacerte de este criterio ya que las posibilidades de plato principal se multiplican siendo uno de sus grandes atractivos.

Una buena práctica para aprovechar la variedad disponible es, de nuevo, utilizar la táctica de las porciones mínimas en el mismo plato. Por ejemplo, puedes servirte dos variedades de carne o pescado y acompáñalas con un poco de verdura a la plancha.

Si el buffet, como es el caso de King Wok, tiene servicio de cocina en vivo entonces las posibilidades se multiplican ya que puedes seleccionar tú mismo la variedad de carnes y verduras para que las cocinen para ti.

Las ensaladas.

variedad de ensaladasTodos los buffets disponen de una amplia variedad de ensaladas ya aderezadas y productos listos para que montes tu ensalada particular.

No conviene abusar de la cantidad de ensalada que te prepares, ya que también contribuye a saciar tu apetito, sin embargo es muy recomendable que las utilices en pequeñas cantidades entre plato y plato.

Las ensaladas te ayudarán a diferenciar los sabores entre, por ejemplo, carne y pescado y estarás entretenido mientras preparan tu nuevo plato en la cocina.

Los postres.

postres caseros variadosUn buen buffet siempre cuenta con una extensa variedad de postres. Aquí es dónde vas a “echar el resto” y dependiendo de lo mucho o poco que hayas comido antes, te apetecerá más o menos cantidad de postre.

En cualquier caso te sugerimos de nuevo que no te conformes con degustar un postre solamente y te sirvas pequeñas cantidades de dos o tres variedades de las que más te apetezcan.

En los buffets suelen disponer de fruta variada y troceada lista para comer, postres elaborados de inmejorable aspecto, derivados lácteos, helados de lo más apetitosos…

Comer en un buffet libre es toda una experiencia sobre todo de variedad. En King Wok te ofrecemos la posibilidad de degustar una cantidad considerable de platos diferentes y recién cocinados, para que tu experiencia resulte un verdadero éxito.

 

Sólo una recomendación más: se consciente de que tu estómago tiene un límite que no puedes rebasar para que puedas disfrutar plenamente de un consumo responsable.

Si quieres poner en práctica todos estos consejos ven a disfrutar de nuestro buffet libre en King Wok, ahora también puedes realizar tu Reserva Online. ¡Te esperamos!